The M+G+R Foundation

Por medio de la Encíclica "Fratelli Tutti"...

Francisco se confirma como

El apóstol de una Nueva Religión Mundial

para un Nuevo Orden Mundial


Publicado originalmente el 22 de Junio de 2021


PROPÓSITO

En 2016, alertábamos a los fieles (1) de que Francisco ha activado abiertamente la maquinaria para establecer la pretendida Única Religión Mundial que hemos estado anunciando desde la primavera de 1993 (2).

El propósito de este nuevo documento es alertar de que Francisco ha convertido su carta Encíclica "Fratelli Tutti" (3) en el manifiesto de fundación de la esperada Nueva Religión Universal, renunciando a la preeminencia y soberanía de Dios, y declarando abiertamente la alianza de la Iglesia de Roma con los poderes del mundo - el Nuevo Orden Mundial que hemos estado anunciando desde la primavera de 1993 (4) - para lograr en el plano temporal los fines de Justicia y de Paz que solo pueden ser logrados por Dios y con Dios (5).


INTRODUCCIÓN

La cuestión fundamental de la Encíclica "Fratelli Tutti" es que Dios y Jesucristo son mantenidos al margen como elementos no esenciales en el plan de salvación de la humanidad defendido por Bergoglio para remediar los problemas del mundo.

Si el lector quiere comprobar ese osado desprecio del papel de Dios y de la Fe Cristiana, se tiene que enfrentar a leer completamente la larga, tortuosa, aburrida y muy poco iluminada Encíclica. Pero también, con mucho menos esfuerzo, puede ojearla rápidamente para comprobar cuándo y cómo en la Encíclica son utilizadas las palabras clave como "Dios", "Jesús" y "Fe" - nunca en el centro del proyecto de "hermandad universal" (3).

A lo largo de su Encíclica, a través de una sistemática omisión de nuestra total dependencia de Dios y del fundamento de la Fe Cristiana, Bergoglio da a entender que la "fraternidad universal", sin necesidad de Dios ni de la Fe, resolverá las injusticias del mundo. En esta línea, afirma que:

"La paz real y duradera sólo es posible desde una ética global de solidaridad y cooperación al servicio de un futuro plasmado por la interdependencia y la corresponsabilidad entre toda la familia humana" [Cap. 3, Párrafo 127]

Y Dios, ¿qué? ¿No es necesario para la "paz real y duradera"? ¿Es la "ética" más poderosa que la religión? ¿La "solidaridad" es una virtud mayor que la caridad? ¿Está hablando un hombre de fe o un político ateo?

En su Encíclica, a Francisco se le ha "olvidado" mencionar que el permanente contacto sobrenatural con Dios es lo único que puede mantener el "amor fraternal" en un estado vivo y saludable. Y si se le ha "olvidado" mencionar esta cuestión clave en un documento sobre la fraternidad, con amplísimas oportunidades para hacerlo en una encíclica tan larga, es porque no cree que sea una cuestión importante o porque no cree que sea verdad.

La "buena voluntad" de los hombres no es suficiente. El hombre, separado de Dios, es peor que un animal salvaje, y la historia humana lo demuestra. Pero Bergoglio cree, por el contrario, que es posible solucionar las injusticias del mundo con tan solo apelar a la "buena voluntad" y "solidaridad" de los hombres, sin necesidad de Dios.

Si él lo creyese de otra manera, si de verdad él creyese que recurrir a Dios es imprescindible para que haya armonía entre los hombres, no habría escrito la Encíclica que ha escrito en la que Dios es una mera circunstancia al lado del esfuerzo del hombre para construir, por medios sociales, políticos y económicos, un mundo de paz, justicia y unidad.


DETALLES

Francisco afirma que su Encíclica:

"está dirigida a todas las personas de buena voluntad, más allá de sus convicciones religiosas" [Cap. 2, Párrafo 56]

Eso, por sí mismo, no es un problema. El problema es que, como lo que está poniendo sobre la mesa son las injusticias del mundo y las posibles soluciones y, precisamente, porque no integra a Dios en la fórmula, está transmitiendo - por omisión - el falso mensaje de que nuestra relación con Dios no es necesaria para entender y solucionar las injusticias del mundo.

En particular, en la atribución de responsabilidades por las injusticias del mundo, enumera una gran cantidad de elementos políticos, culturales, económicos y sociales, pero no se detiene a hablar de la gran responsabilidad de la religión organizada (6). Entre las causas que él cita están:

la desunión política, los "nacionalismos cerrados", el egoísmo de los poderes económicos, un errado "modelo de globalización", los "poderes económicos transnacionales", algunas ideologías destructivas, la falta de "conciencia histórica", la "colonización cultural", un modo de entender la política basado en la confrontación, la cultura "inmediatista y sin un proyecto común", la "obsesión por reducir los costes laborales", ciertas "reglas económicas", "un modelo económico basado en las ganancias", "determinados intereses, fundamentalmente económicos", la "tentación de hacer una cultura de muros", la "falta de una distribución equitativa de los recursos naturales", la falta de "pasión compartida por una comunidad de pertenencia y de solidaridad", "el neoliberalismo", "las recetas dogmáticas de la teoría económica imperante"...

Si la religión organizada - y, en particular, la Jerarquía Católica Romana que nominalmente preside Francisco (7) - es de verdad un puente entre Dios y los hombres, y si Dios es verdaderamente el Señor y Soberano del Universo y todo lo puede hacer y deshacer, entonces se deduce automáticamente que la religión organizada ha tenido y tiene un papel esencial y de máxima responsabilidad en el fracaso del mundo en relación con la paz y la justicia - un papel y una responsabilidad muchísimo más importantes que el papel y responsabilidad de los poderes del mundo a los que Francisco acusa.

Por el contrario, si Bergoglio cree que la religión, "el puente entre Dios los hombres", no tiene un poder sobrenatural otorgado por Dios, sino que es una estructura humana con los mismos limitados poderes que cualquier otra, entonces encaja muy bien que Francisco no haga referencia alguna a la responsabilidad de la Jerarquía de la Iglesia por el estado fracasado del mundo en relación a la paz y la justicia.

Ciertamente, Bergoglio, el Vaticano y la Jerarquía Eclesiástica que le apoya en esta empresa, están demostrando una vez más, al recurrir al mundo y no a Dios para salvar al mundo de sí mismo, que no creen en las palabras de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo:

En verdad, en verdad, os digo, quien cree en Mí, hará él también las obras que Yo hago, y aun mayores, porque Yo voy al Padre y haré todo lo que pidiereis en mi nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís cualquier cosa en mi nombre Yo la haré. [Juan 14:12-14]


Esconder la Fe Cristiana debajo de la alfombra

Seamos realistas: Prácticamente en todos los rincones del mundo la gente ha oído hablar de la Fe Cristiana y sabe en qué consiste. El papel único que los cristianos atribuimos a Jesús en relación con la sanación de los males del mundo, si es amablemente recordado delante de un público no cristiano sin intentar convencerlos ni presionarlos, no tiene por qué ser una ofensa para nadie.

Pero entonces, precisamente porque prácticamente todo el mundo ha tenido contacto con los conceptos de la Fe Cristiana, si un líder cristiano habla de solucionar los problemas del mundo pero "olvida" hablar de la importancia que los cristianos damos a nuestra relación con Dios y al papel especialísimo de Jesús, está siendo causa de escándalo para todos: está dando a entender que, en su corazón y en su mente, no da verdadera importancia a su Fe (7).

Es decir, la intención de Francisco de hacer llegar su voz a todos, creyentes y no creyentes, cristianos y no cristianos, no es un pretexto válido para no hablar de Dios, para no recordar que Dios nos ha creado por Puro Amor y que Él es la única y verdadera fuente del Amor en cualquiera de sus formas, incluyendo el amor fraternal. Pero Bergoglio-Francisco ha elegido no hablar de ello.

La intención de no herir la sensibilidad de los no cristianos no es un pretexto válido para no recordar que los cristianos creemos que Jesús - la Palabra de Dios hecha carne - es el único médico capaz de sanar una humanidad enferma. Pero Francisco ha elegido no mencionar ese "pequeño detalle".

Si, por ejemplo, San Pablo hubiese sido tan "comedido" dirigiéndose a los no creyentes de Atenas [Hechos 17:16-34] como lo es Bergoglio dirigiéndose "a todas las personas de buena voluntad", San Pablo no habría hablado de la Resurrección de Jesús delante de los atenienses, éstos no se habrían sentido escandalizados por el asunto [Hechos 17:32] y San Pablo habría tenido oportunidad de sugerirles algunas reformas políticas y judiciales basadas en la "fraternidad" y "solidaridad" que habrían sido mejor escuchadas... ¡pero esa no es la misión ni los métodos de un apóstol cristiano!

El discurso de Bergoglio parece el discurso de un político o de un sindicalista ateo, de alguien que se avergüenza de su fe y la esconde debajo de la mesa, no de un líder cristiano, ni siquiera de un simple cristiano. Inmediatamente, nos vienen a la mente las instrucciones de Jesús:

“Nadie enciende una candela y la pone escondida en un sótano, ni bajo el celemín, sino sobre el candelero, para alumbrar a los que entran." [Lucas 11:33]

¿Tiene esto algún precedente? ¿Podemos imaginar que un verdadero evangelizador cristiano deje de hablar de nuestra dependencia absoluta de Dios y del papel de Jesús en nuestra Salvación solo para hacer el Evangelio más "manejable" a los no creyentes?

Ante estos hechos, solo hay una explicación: Bergoglio - y, con él, toda la inmensa corte de Cardenales y Obispos que le apoyan en su proyecto de "Fraternidad" (8) - no tiene mucho aprecio por la Fe Cristiana y, en cambio, deposita su confianza en lo que pueda hacer el hombre por sus propios medios, es decir, en los poderes del mundo.


Confiar en los hombres más que en Dios

¿Acaso Jesús acusó al Impero Romano de los males del mundo? ¿Propuso Él remediar las injusticias del mundo por la vía de reformar el Imperio? En cambio, Bergoglio afirma que:

"Necesitamos que un ordenamiento mundial jurídico, político y económico incremente y oriente la colaboración internacional hacia el desarrollo solidario de todos los pueblos." [Cap. 4, Párrafo 138]

Jesucristo no confió ni exhortó al César a transformar el mundo (9). Él confió la tarea a Pedro, los otros Apóstoles y sus sucesores, pero no a través de los métodos del César ni tampoco, desde luego, por la vía de convertirse en aliados del César.

Bergoglio, desde una posición en la que dice ser sucesor de San Pedro (7), se ve a sí mismo como asesor político e ideólogo del Imperio de nuestros días - el Nuevo Orden Mundial - con el que espera establecer una alianza porque está firmemente convencido de que solo por los métodos del César puede ser lograda en este mundo "la paz estable y duradera":

"Para hacer posible el desarrollo de una comunidad mundial, capaz de realizar la fraternidad a partir de pueblos y naciones que vivan la amistad social, hace falta la mejor política puesta al servicio del verdadero bien común." [Cap. 5, Párrafo 154]

Él mismo deja claro que sus consejos no son simplemente de tipo moral sino, también (y más extensamente), de orden político. En sus propias palabras:

"Es necesario fomentar no únicamente una mística de la fraternidad sino al mismo tiempo una organización mundial más eficiente para ayudar a resolver los problemas acuciantes de los abandonados que sufren y mueren en los países pobres." [Cap. 5, Párrafo 165]


CONCLUSIÓN

Al leer estas últimas palabras, que son confirmación de lo que defiende extensamente en la Encíclica, su planteamiento no podría estar más claro:

Francisco-Bergoglio propone y defiende un Nuevo Orden Mundial en unión con una Nueva Religión Mundial, materializando aquello de lo que miguel de Portugal, en Nombre de Dios, ha estado advirtiendo al mundo desde la primavera de 1993 (2)(4). Esta nueva religión de Bergoglio es la "mística de la fraternidad" que, tal como acabamos de ver, está desconectada de Dios y de la Fe y, por lo tanto, no puede ser caracterizada como Fe Cristiana.



NOTAS              

(1) Jorge Bergoglio, aceptado por millones de personas como Papa Francisco pide oraciones para lograr Una Única Religión Mundial

(2) La emboscada de una Única Religión Mundial - Originalmente publicado en la primavera de 1993

(3) Carta Encíclica "Fratelli Tutti" de Francisco sobre la Fraternidad y la Amistad Social - Reproducción comentada del original

(4) El intento de establecer un Nuevo Orden Mundial - Originalmente publicado en la primavera de 1993

(5) La falacia doctrinal de que el poder y las riquezas del mundo traerán la Justicia y la Paz

(6) ¿Cuál fue el fallo de la Iglesia Católica Romana?  (Parte 2 y Parte 3 en Inglés) |  La alianza entre Iglesia y Estado: una falsa esperanza para los fieles

(7) El "Papa" Francisco niega la Divinidad de Jesús  |  Francisco, el historial de un anti-Papa (en Inglés)  |  Un grupo católico está abierto a que Francisco dimita de su Papado (en Inglés)

(8) Lobos con piel de cordero

(9) Jesucristo no confió ni exhortó al César a transformar el mundo (en Inglés)

(10) ¿Quién es miguel de Portugal?




In English:  Francis, The Apostle of a New World Religion for a New World Order

Publicado el 22 de Junio de 2021

© Copyright 2021 por The M+G+R Foundation. Todos los derechos reservados. Sin embargo, este documento puede ser reproducido y distribuido libremente siempre que: (1) Se dé crédito apropiado en cuanto a su fuente; (2) No se realice ningún cambio en el texto sin consentimiento previo por escrito; (y 3) No se cobre ningún precio por ello.

The M+G+R Foundation
Sobre Nosotros  ||  Preguntas frecuentes sobre Nosotros  ||  Términos de Uso



Documentos relacionados

Encíclica Fratelli Tutti - El manifiesto de la nueva religión humanista de Francisco

Índice de Documentos sobre el "Papa" Francisco / Jorge Bergoglio

La emboscada de una Única Religión Mundial

El intento de establecer un Nuevo Orden Mundial

La confirmación del plan totalitario para una Dictadura Mundial

La confirmación del plan para una Única Religión Mundial




PÁGINA DE INTRODUCCIÓN AL DOMINIO

PÁGINA PRINCIPAL

PÁGINA PRINCIPAL - Español

PÁGINA PRINCIPAL - Portugues

Sitio de emergencia de la PÁGINA PRINCIPAL



Nuestro Apartado de Búsquedas

Para buscar información en nuestro dominio visite nuestra Página de Búsquedas

Índice General de documentos listados por Título



Future Use

Nota: Si la imagen de arriba no aparece sobre este documento, significa que no está usted viendo el documento original de nuestros servidores. Si tiene alguna duda sobre la autenticidad del documento, le recomendamos que acceda a nuestro servidor otra vez y pinche sobre el botón de "Refrescar" o "Recargar" de su Navegador para ver el documento original.

Si desea ponerse en contacto con The M+G+R Foundation, por favor acceda a la Página de Contacto y siga las instrucciones.